Abcdfff

El 13 de enero del año pasado, los parlamentarios de Parda, la bancada animalista, ingresaron en el Congreso el proyecto que busca prohibir la experimentación en animales para cosméticos en Chile y la importación de estos productos que hayan sido probados en animales, mediante una modificación al Código Sanitario. Este fue el mayor hito de una campaña que como No Más Vivisección habíamos iniciado años atrás y el comienzo de una nueva etapa. Desde entonces, el proyecto está en su primer trámite constitucional y a la espera de que pase a tabla para ser discutido en la Comisión de Salud. Esto abre una pregunta que muchos se pueden estar haciendo, ¿por qué debemos legislar y aprobar este proyecto?

Primero, el motivo que debería ser considerado el más importante, razones éticas. Los animales son seres que tienen capacidad de sentir dolor, angustia, miedo, estrés y sufrimiento, lo que implica una responsabilidad en nuestro trato hacia ellos. Durante toda la historia de la humanidad han sido usados con diversos fines, uno de los cuales es la experimentación animal y más específicamente, pruebas para cosméticos. Estas pruebas implican la aplicación de compuestos en su piel y ojos, intoxicaciones, irritaciones, heridas y muertes. Si pese a esto alguien desea argumentar que es necesario, no es así, existen los métodos de reemplazo al uso de animales y pueden ser hasta más seguros y eficientes.

Prohibir las pruebas en animales para cosméticos no es una utopía, es una realidad. En los últimos años una larga lista de países ha prohibido el uso de animales para estos fines, encabezados por la Unión Europea desde el año 2009. Además, en muchos otros países se están tramitando proyectos para buscar su prohibición, de manera exitosa. En Chile ya somos parte del grupo de países que está considerando terminar con estas pruebas, pero si no avanzamos pronto nuestra ley va a quedar atrás del resto del mundo, más aún si tenemos una ley de protección animal y reglamento de seguridad para cosméticos permisivos en este aspecto.

Al contrario de lo que se podría pensar, estas medidas cuentan con un amplio apoyo de la población. En todos los países donde se han aprobado o propuesto estos proyectos la mayoría ha estado de acuerdo. En el caso de Chile, contamos con un indicador muy fuerte. Nuestra petición en línea para apoyar que estas pruebas sean prohibidas pasaron esta semana las 50.000 firmas y sigue creciendo. Esto dice mucho de lo que esperamos como sociedad, no es deseable para nosotros contar con una legislación que permita restringir el movimiento de conejos para aplicarles compuestos en sus ojos o hacerlos ingerir productos hasta que mueran intoxicados. Menos aún si hay alternativas éticas.

Llamamos a todos los integrantes de la Comisión de Salud a discutir el proyecto y continuar su tramitación, será algo beneficioso para los animales y nuestra sociedad. Y también invitamos a todos los ciudadanos a apoyar este proyecto, pueden firmar nuestra petición y contactar a la Comisión para pedir que siga el trámite del proyecto.

David Gómez Vásquez

Vocero ONG No Más Vivisección

Deja un comentario